Logo Cofradía de la RedencicónEl presente año, debido al XXV Aniversario de esta penitencial de Rojo y Negro, ha estado marcado por una serie de actos y de singularidades que le han dado el carácter solemne que procede a tal efeméride.

Entre ellos, ha destacado la participación activa de las Cofradías con las que estamos Hermanados: la Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Oviedo, como de la Real e Ilustre Hermandad del Santísimo Sacramento y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Redención en el Beso de Judas, María Santísima del Rocío, Nuestra Señora del Carmen, San Fernando Rey y San Lucas Evangelista de Sevilla.

Nuestro Padre Jesús de la Misericordia. Foto: Danilo TarantinoEl pasado Domingo de Ramos, nuestros hermanos de Oviedo, cedió para que procesionase con nosotros el cordón de oro de su Sagrado Titular, Nuestro Padre Jesús Nazareno y el cual lució Nuestro Padre Jesús de la Misericordia de forma singular en la escalinata de su trono en la noche leonesa.

Nuestros hermanos de la Redención de Sevilla,en reconocimiento a los fraternales vínculos que nos unen, han querido colaborar con nuestro XXV Aniversario mediante la cesión de parte del ajuar de su titular, María Santísima del Rocío, el cual lucirá Nuestra Madre de la Divina Gracia en su Triduo el próximo fin de semana.

Como es costumbre, en estas ocasiones, Nuestra Madre será vestida por el vestidor Jesús Díez-Hellín.

Con esto, se irán cerrando ya gran parte de los actos confirmados, aquel 27 de Noviembre de 2015, para celebrar nuestro XXV Aniversario, actos que hemos desarrollado desde la humildad, con ilusión y con la austeridad que se espera de esta Cofradía.

 

cartel-del-triduo-a-ntra-madre-de-la-divina-gracia-2016

Bien dice un Pregonero…

Bien dijo mi Pregonero,
que querubines revoltosos
se han escapado ansiosos
cabalgando en un lucero,
cantando a León entero
a hermosura de tus ojos.
No temen a los cielos,
ni su riña, ni el responso,
por no pedirle a San Pedro
cruzar el portón eterno
para acunarse en tu rostro.
Para besarte la frente,
y pedirte Divina Gracia
que nunca falte la suerte,
ni la salud en las casas
de todas aquellas gentes,
que acuden a tu peana,
para rezarte y quererte
y coserte su plegaria.
Para decirte Señora,
que León pide la hora,
¡para verte por la plaza!

Laura Cordero Carro

Compartir
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *