La lluvia no impidió la fe en su Redención

Todo estaba preparado en la Iglesia del Convento de las MM Benedictinas – Carbajalas – a las 20h para la celebración del ViaCrucis por las calles del Barrio de San Martín con Nuestro Titular, el Señor de la Redención. Pero el deber de cuidar por el patrimonio, tanto material como humano (casi el más importante), hizo que ante las predicciones metereológicas en las que la lluvia era una constante, hizo que se tomara la dura decisión de suspender el piadoso acto público.

Sin embargo, la lluvia no impidió la fe al Señor de la Redención, llevándose a cabo el rezo del ViaCrucis en el Claustro del Convento que tan bien conocemos los hermanos de la Cofradía.

Así, una por una, el Señor fue portado a hombros por sus hijos por cada una de las catorce estaciones del ViaCrucis, representadas por los estandartes de nuestros hermanos de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Oviedo, mientras la música del Grupo Aetherna envolvía el ambiente de devoción y religiosidad.

Aunque las calles de León no vieran la Redención del Padre, sirvió para preparar a todos los hermanos de cara a la próxima Semana Santa, donde viviremos la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *