Nuestra Madre ataviada para Corpus Christi y la época estival

Tras la culminación de la Pascua con la celebración de Pentecostés, Nuestra Bendita Madre ha sido ataviada para un nuevo tiempo litúrgico así como para la Solemnidad de Corpus Christi y la época estival.

En esta ocasión, Nuestra Madre luce manto rojo bordado por las Madres Benedictinas y terno blanco brocado. Estrena un rosario traído de Tierra Santa donado por un hermano, así como un cíngulo dorado obsequio de nuestros hermanos de la Hermandad de Jesús Nazareno de Oviedo igual al que emplean en sus hábitos procesionales.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *