Procesión de la Redención

La Procesión de la Redención tiene lugar el Domingo de Ramos y recorre las calles del Barrio de San Martín de León.

La procesión da comienzo en el interior del patio del Albergue de las Madres Benedictinas, cuando el Abad de la Cofradía da la orden de bajar el capillo y guardar el silencio requerido dada la seriedad de este acto público de fe.

A continuación el Hermano Secretario, junto a un tambor, sale de la Iglesia de las Madres Benedictinas, recorriendo los metros que separan la puerta de la Iglesia a la puerta del patio, donde al llegar, da tres golpes en la misma y realiza la tradicional llamada: “A vosotros os llamo, Hermanos de la Cofradía de Nuestro Señor Jesús de la Redención”

En ese momento, se procede a abrir las puertas del patio para dar comienzo la procesión pública, en la cual, somos acompañados por hermanos de la Hermandad de Jesús Nazareno de la ciudad de Oviedo.

Son tres las imágenes que procesionan ese día, Nuestro Padre Jesús de la Misericordia -acompañado musicalmente por la Agrupación Musical de la Cofradía de Jesús Nazareno de León-; Nuestro Señor Jesús de la Redención -acompañado musicalmente por la Banda de Cornetas y Tambores de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno -; y Nuestra Madre de la Divina Gracia -acompañada musicalmente por la Agrupación Musical de la Cofradía de Angustias y Soledad-, siendo precedidas por la Cruz de Guía y las Cruces de Redención y mujeres de mantilla.

Recorrido