Nuestra Madre ataviada para el mes de los fieles difuntos

Tras la celebración de un multitudinario Triduo en honor a Nuestra Madre, la normalidad vuelve a San Marcos con la vuelta de la Sagrada Imagen a su capilla.

Hoy, la Madre de la Redención ha amanecido ataviada de riguroso luto para la conmemoración de la festividad de Todos los Santos y los Fieles Difuntos.

Madre de la Divina Gracia, ruega por nosotros.