Nuestra Madre ataviada para el tiempo ordinario

Tras el tiempo de Navidad, los vestidores de nuestra Cofradía han procedido a vestir a Nuestra Madre de la Divina Gracia para el tiempo ordinario y la fiesta de las Candelas.

Para este tiempo litúrgico, la imagen de Nuestra Madre está ataviada con saya de damasco negro con manto a juego, fajín burdeos bordado y tocado de encaje.