Solo 40 días nos separan de tres golpes

«Conviértete y cree en el evangelio»

Llamada a los Hermanos de la RedenciónEstas palabras se repetirán por las parroquias del orbe católico hoy, Miércoles de Ceniza, y comenzaremos el camino hacia la Cuaresma.

Solo 40 días son los que nos separan de los tres golpes que nuestro hermano secretario dará en la puerta del Convento de las Carbajalas para dar comienzo al día en el que León recibe los sonidos de la Redención y Misericordia del Padre y la Divina Gracia de la Madre, el de las horquetas de sus hijos y San Martín se tiña de rojo y negro.

En Cuaresma tornaremos la algarabía de un sábado en silencio sólo roto por las oraciones de los hijos de la Redención en el ViaCrucis de Nuestro Señor. El Sábado de Pasión, un beso sellará el amor a Nuestro Sagrado Titular en su Solemne Besapié en las Carbajalas, ante la mirada de sus guardiana, Nuestras Madres Benedictinas.

En apenas 40 días será Domingo de Ramos, y podremos acompañar a Nuestro Padre Jesús de la Misericordia, a Nuestro Señor Jesús de la Redención y a Nuestra Madre de la Divina Gracia por las calles del Barrio de San Martín, pero hasta entonces, nuestros titulares estarán en sus capillas para ser acompañados por todos los hermanos, fieles y devotos en cada día de esta preparación para la Semana Santa.

Todo comienza hoy, cuando con la imposición de la ceniza recordemos de dónde venimos y a dónde iremos, y en la renovación de nuestras creencias en el Evangelio.

Hoy comienza la cuenta atrás para escuchar nuestro ansiado

«A vosotros os llamo, hermanos de la Cofradía de Nuestro Señor Jesús de la Redención»